5 Motivos para una sesión de Técnica Metamórfica

No se necesitan motivos específicos para disfrutar de una sesión de Técnica Metamórfica, pero es altamente recomendable en las siguientes situaciones.

     1. Estar viviendo un periodo de stress y/o ansiedad.

La Técnica Metamórfica nos lleva a una sensación de paz interior y serena relajación que nos permite reaccionar de forma diferente ante las circunstancias de la vida.

2. Estar condicionados por miedos, fobias y/o inseguridades.

Sesión tras sesión se liberan los bloqueos que nos impiden mostrar la mejor versión de nosotros mismos.

3. Dificultades de aprendizajes y/o discapacidad.

Se despiertan habilidades dormidas y descubrimos que siempre podemos dar un paso más.

4. Momentos de cambio y toma de decisiones importantes.

Se activa la intuición y la claridad mental.

5. Estar embarazada o desear estarlo.

Mejora la comunicación con el feto y se liberan condicionantes mentales o emocionales que impiden gestar o llevar un embarazo sereno y feliz.

No son los únicos motivos para recibir una o varias sesiones

La Técnica Metamórfica ayuda en un amplio espectro de situaciones y principalmente lo que se obtiene es un estado de relajación y serenidad. Actúa deshaciendo patrones de comportamiento que nos limitan. 

Date la oportunidad de experimentar la técnica, reserva tu cita.

 

“Los mejores métodos son aquellos que favorecen que la energía vital recupere sus actividades curadoras internas” Paramanhansa Yogananda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *