Afinación en 432 hz. La naturaleza del sonido.

El sonido es parte de la trinidad universal. Todo lo que existe consta de 3 realidades distintas de una misma consciencia. Sonido, Luz y Forma o Amor, sabiduría y voluntad.

La luz, que representa la sabiduría, se subdivide a su vez en los 7 colores del Arco Iris. La forma, que equivale a la voluntad, en las 7 formas geométricas fundamentales. Y el sonido, representando la energía del amor, se subdivide en las 7 notas musicales.

Las emociones, el sonido y la vibración se pueden medir en hercios. Cada nota tiene una frecuencia exacta. Al afinar el La en 432hz, por ley de armónicos el resto de las notas se afinan.

Todo en el universo tiene una vibración.

La tierra, como descubrió Schumman, vibra en  una nota constante de 8hz, que nosotros no percibimos. Sería un DO y por ley de armónicos, desde ese DO, llegamos a un LA en 432hz.

Si queremos sincronizarnos con el pulso de la tierra, que a su vez esta en perfecto equilibrio con el universo, con el Sol, con el Sol central, etc., es lógico que queramos estar vibrando al unísono con ella.

A lo largo de nuestra vida vamos vibrando en distintas frecuencias. Siempre estamos proyectando un sonido al universo y por pura ley de atracción, atraemos a nuestra vida, personas, experiencias y situaciones que son armónicos de lo que nosotros vibramos. Están afinados en la misma escala que nosotros. Por ese motivos, cuando crecemos y evolucionamos, cambian nuestros circulos de amistades, nuestros contextos y nuestras experiencias.

Es importante estar atentos a fluir y al desapego para poder dejar ir situaciones que ya no vibran como nosotros, porque sino vamos a estar creando disonancia en nuestras vidas y eso es lo que trae el sufrimiento.

El sonido es una vibración y tiene la cualidad de movernos todas las emociones del cuerpo.

Las enfermedades son emociones estancadas que están en su último recurso de darse a conocer y que estamos muy lejos de reconocer y aceptar.

La música con afinación en 432hz, al estar vibrando al unísono con la tierra, invita a nuestro sistema energético, al cuerpo del alma, que conocemos como chakras, a que se equilibre mientras la escuchamos. En ese tiempo nuestras emociones vuelven a circular por nuestro organismo, permitiendo que identifiquemos de manera más simple nuestras trabas para poder sanarlas, tomando decisiones y cambiando paradigmas de vida.

La música en 432hz es para meditar y dejar que la vibración entre en nuestras células. No conviene escucharla haciendo otro tipo de tareas.

Para profundizar en el tema recomiendo ver el vídeo que sirvió de pauta para este artículo.

La música que utilizo en las sesiones de Técnica Metamórfica o Reiki esta en 432hz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *