La ciencia del desdoblamiento del tiempo

La fuerza de lo invisible, esas verdades escondidas.

La ciencia del desdoblamiento del tiempo según Jean-Pierre Garnier Malet

En forma de relato y a través de unos personajes, Jean-Pierre Garnier nos va explicando de donde salen sus conclusiones sobre la ciencia del desdoblamiento del tiempo. 

El Universo esta desdoblado y eso nos permite sobrevivir y crear nuestras posibilidades futuras, debido a la existencia de un doble en otro tiempo. Lo cual significa que vivimos simultáneamente en 2 tiempos.

La teoría del desdoblamiento del tiempo le ha permitido entender y explicar el funcionamiento del sistema solar y su ciclo de 25.920 años. 

Gracias a una comprobación en nuestro sistema solar y una justificación rigurosa de los movimientos planetarios, según el movimiento fundamental de desdoblamiento definido en la teoría, la velocidad de la luz pudo ser justificada y sobre todo calculada por 1ª vez, así como dos velocidades super luminosas, necesarias al desdoblamiento del tiempo.

A este cálculo de las tres velocidades de desdoblamiento, ha seguido el teorema de las tres energías de desdoblamiento, demostrando la existencia de una energía de anti-gravitación (66,6%) relacionada con la energía gravitatoria (33,3%), en complemento de una energía de intercambio (0,01%).

Calculando las constantes universales, esta teoría revoluciona la física y nuestra manera de ver el mundo.

La energía es igual a la materia por la velocidad de la luz al cuadrado. Lo cual nos lleva a que la energía y la materia son en algún momento lo mismo.

Los pensamientos son energía (la ciencia ya tiene la capacidad de mostrarlo) y en algún momento eso crea nuestra materia y nuestra realidad.

En base a esto último Jean-Pierre nos habla de una ley universal a tener en cuenta, para que la vida mantenga un equilibrio energético: “No pienses en hacerle al prójimo, lo que no te gustaría que el prójimo pensara en hacerte a ti”. Vigilar la benevolencia de los pensamientos no es en realidad más que un acercamiento telepático a las personas que vibran en la misma sintonía. Lo cual también repele a los que no están en la misma frecuencia.

Jean-Pierre Garnier considera que la imaginación es la única solución de porvenir para sacarnos del apuro en el que nuestros pensamientos pasados nos han metido. Imaginar lo mejor en vez de dar vueltas de continuo a las mismas tonterías.

Solo las personas que no tengan creencias, ni prejuicios y que deseen vivir un mejor provenir lo lograrán.

Afirma que los alarmistas anuncian futuros potenciales peligrosos, que los pensamientos de los hombres crean y que los profetas de buenos o malos augurios deben mostrar la necesidad de cambiar de vida.

Una vez integrada y comprendida esta ley nada es un problema, solo hay soluciones.

Puedes adquirir el libro del que extracte esta información en Amazon o en el Jardin del Libro. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *