El potencial de la Técnica Metamórfica

 

El principio de la Técnica Metamórfica es trabajar con la fuerza vital, que fluye y cambia como el agua manteniendo una continuidad y que en su recorrido se encuentra con estructuras físicas, mentales o emocionales que superar.

Comenzamos en los pies buscando ayudar a la persona a encontrar su camino en el proceso de cambio que inicia. Cuando trabajamos en las manos la ayudamos a que actúe, ya que las manos son el centro de la acción. Finalizamos en la cabeza, el centro del pensamiento, que gobierna y dirige todo el proceso de transformación.

En cada una de la parte se trabaja sobre el reflejo de la columna vertebral que abarca tanto la parte física de la estructura osea, como el sistema nervioso de la médula espinal y el sistema energético de los chakras que están anclados a lo largo de su recorrido y que a su vez tienen relación con el sistema endocrino.

Como las primeras células que van a comenzar el desarrollo del embrión una vez que éste queda anclado al útero son las que formarán la notocorda (futura columna vertebral y médula espinal) en ella quedan impresas todas las vivencias del periodo prenatal. La Técnica Metamórfica también trabaja en la estructura temporal de este periodo en el cual se van estableciendo todas nuestras fortalezas y debilidades, que son las características con las que vivimos nuestra vida actual.

El concepto de la medicina holísitica reconoce que una persona no debería ser tratada como un conjunto de partes, sino como una unidad viviente integrada, y que todos contamos con la capacidad de curar nuestras dolencias.  (Fuente)

Para descubrir lo que la Técnica Metamórfica puede hacer por ti, regalate una sesión. Contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *