La meditación, una inmersión en nuestro campo aúrico

Como una ducha rápida de 5 minutos o como un buen baño de 30, la meditación es una higiene necesaria en nuestro día a día.

Con 3 ciclos de inspiración/espiración profundos podemos sumergirnos en la energía de nuestro propio campo aúrico, para luego mantenernos en él observando como la respiración se mantiene suave y rítmica sin nuestra participación. Sentimos nuestra energía como sentimos el agua cuando estamos sumergidos e inmóviles en ella. Oímos lo que nos rodea desde ese remanso de paz que es estar sumergidos y vemos pasar nuestros pensamientos tal cual nubes blancas en el cielo.

Si nos programamos una alarma con el tiempo que disponemos en el momento elegido para meditar, no hay excusa para incorporar ese hábito a nuestra vida y descubriremos sus beneficios y disfrute.

Cuando suene la alarma 3 nuevos ciclos de respiración profunda nos devuelven serenos a nuestras tareas.

Tu decides! Pero por cinco minutos yo no finalizo el día sin haberme hecho ese regalo.

La Técnica metamórfica es un complemento que podemos incorporar a nuestra vida junto con la meditación como ayuda para conectar con nuestra intuición, que es la forma en que nuestra esencia, espíritu o alma se comunica con nosotros.

La única cosa realmente valiosa es la intuición. Albert Einstein

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.