La Técnica Metamórfica y los niños

La Técnica metamórfica no sólo afecta positivamente al niño, sino que incide en todo el entorno familiar, especialmente las familias de niños enfermos o con algún tipo de problema. 

En la actualidad nacen muchos niños Índigo y Cristal, con su ADN de doce hélices perfectamente activos y con todas sus potencialidades despiertas, inmersos en un mundo que no siempre les comprende, aunque les ame. En este contexto, sus padres tienen que afrontar retos para los cuales no siempre están preparados.

Es importante ayudar primero a los padres ya que su actitud de serenidad ayuda al hijo, mientras que su angustia, miedo y sufrimiento le bloquean.

Es recomendable que la madre o el padre y si puede ser los dos, reciban alguna sesión e incluso que aprendan ellos mismos como aplicar la Técnica. Cuando los padres aprenden y se comprometen firmemente, aceptando la situación, sin pena ni sufrimiento, respetando con amor la circunstancia evolutiva de su hijo, este reacciona de una forma sorprendente, pues se activa su consciencia y con ella la sabiduría innata.

Los niños reaccionan más rápido que los adultos, su energía es más potente y son más conscientes de su propósito de vida. La Técnica Metamórfica libera los bloqueos inconscientes de la etapa prenatal, permitiendo que la esencia de cada cual se exprese.

(Extracto del libro de Carmen Boira del mismo título)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *