Lepidolita

La Lepidolita aporta claridad mental en aquellos casos de pacientes cuyas experiencias han sido tan dolorosas y limitadoras que no saben como superarlas ni olvidarlas.

La Lepidolita es un mineral frágil y brillante que nos ofrece su vibración reparadora si lo situamos en ambientes donde pasamos nuestro tiempo, ya sea en el hogar o en el trabajo.

Su energía, suave, constante, transmutadora y liberadora, nos ayuda a fortalecer nuestro campo áurico, a darnos cuenta de aquellos pensamientos, sentimientos y emociones que nos perjudican y a soltarlos enfocándonos en todo aquello que hay en nuestras vidas por lo que realmente podemos sentir gratitud y bendición.

Químicamente la Lepidolita es una mica con alto contenido en litio, oligoelemento que a nivel energético posee la propiedad calmante y reparadora de las fugas energéticas motivadas por sufrimiento emocional.

El aspecto de la lepidolita es muy frágil ya que está compuesta por la superposición de finísimas capas, de ahí su nombre; del griego lepidos por alusión a su estructura “por capas, callosa” y de lithos, “piedra”.

La más valorada en cristaloterapia es la Lepidolita purpura, aunque también podemos encontrarla en colores verdosos, amarillentos y blancos. 

Aporta claridad mental en aquellos casos de pacientes cuyas experiencias han sido tan dolorosas y limitadoras que no saben como superarlas ni olvidarlas. En este sentido, la Lepidolita, combinada con las amatistas en imposiciones presenciales, logrará que el paciente pueda desahogarse hablando, escribiendo o llorando su dolor, y de esta forma sanar heridas.

Fuente “Cristales de Sanación” de Nina Llinares 

Visita nuestra sección de Artesanía Energética

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *