Piedra del Sol

Piedra del Sol, Vitalidad Solar

La Piedra del Sol es un feldespato aventurina que posee un intenso color anaranjado y pequeñas partículas doradas que brillan en el interior de la misma.

Su intenso color y brillo nos recuerda al sol del amanecer y el del atardecer y debe su particular brillo a que contiene en su interior inclusiones de goethita, hematites y otros minerales brillantes cuya combinación le otorgan un juego de luz anaranjado muy original.

La Piedra del Sol emite una vibración serenamente estimulante, aportándonos la energía y vitalidad del sol si la llevamos en contacto con la piel como colgante, o bien si la sostenemos entre las manos unos minutos al día en estado de relajación.

Los terapeutas holísticos que aplican en sus terapias técnicas de imposición de manos, valoran mucho la piedra sol por ser uno de los minerales que mas estimulan y fortalecen los chacras de las manos.

Es uno de los cristales sanadores del plexo solar, por lo que resulta de vital importancia aplicarlo en esta zona cuando se está involucrado en la realización de un proyecto personal o en superación de cualquier limitación  o pauta de carácter que se quiera equilibrar o erradicar. 

La piedra del Sol necesita recibir periódicamente los rayos solares del amanecer. 

Fuente “Cristales de Sanación” de Nina Llinares 

Visita nuestra sección de Artesanía Energética

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *