Serafinita

La Serafinita nos ayuda a conectar con nuestra verdad interior, poder personal, valentía, capacidad de decisión, coherencia, entusiasmo y pasión.

La Serafinita es un extraordinario mineral que nos llega de Siberia. Pertenece a la familia de los clinocloros con inclusiones de mica plateada que le otorgan ese aspecto único; parece que en su superficie hubiera formaciones de alas. Esta característica visual más su color especialmente verde, hizo que se le empezara a llamar Serafinita por dos motivos; porque aporta serenidad y por su afinidad con los Ángeles.

Los Ángeles son afines al elemento Aire y se comunican con los humanos en el nivel del pensamiento. Pero para sentirles, nuestra mente ha de estar en calma y paz. Los Ángeles son entidades de luz de gran poder y de una vibración muy alta, capaces de elevarnos a estados mentales donde es posible sanar cualquier dolencia permitiendo que la mente ceda a las limitaciones de pensamientos negativos y que se produzcan auténticos milagros.

Desde su descubrimiento, la Serafinita ha sido definida por sanadores y videntes como una de las piedras de sanación de la energía femenina, sobre todo para mujeres.

Al situarla sobre la zona del pecho, en resonancia con el chacra del corazón, en estado de relajación, notaremos una gran serenidad, paz y equilibrio tanto a nivel físico como mental.

A nivel físico, su poder sanador se da como reparador de posibles enfermedades de saturación energética que ya han arraigado en el cuerpo físico provocando dolencias severas.

Llevar una Serafinita en contacto permanente con el cuerpo, sobre la zona del corazón como colgante o meditar a diario unos minutos colocando una Serafinita de tamaño mediano  sobre el chacra del corazón, imaginando como el aire que se respira es de cualidad cromática verde, ayudará a que esta vibración será recibida a nivel celular por cada una de las células del cuerpo, especialmente de aquellos órganos, vísceras o sistemas que así lo necesiten para elevar su vibración.

 Fuente “Cristales de Sanación” de Nina Llinares 

Visita nuestra sección de Artesanía Energética

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *