Somos Tao

El Tao

Estamos acostumbrado a ver el Tao como un símbolo en 2 dimensiones cuando en realidad es esférico. Su esencia es la dinámica que mantiene en constante movimiento el yin y el yang.

Como dice Alejandro Lodi en su charla “Planetas y la formación de la personalidad”: Antes que centros fijos que hay que conquistar, somos polos que están en constante dinámica de oscilación polar, en constante relación.  Somos algo que se está revelando y manifestando. 

La vida es un constante movimiento entre opuestos. La noche trae al día, la espiración trae la inspiración  y  la dinámica sostiene el movimiento continuo y rítmico.

Orden y caos, femenino y masculino, vida y muerte. Todo y nada, cielo y tierra, del opuesto surge la comprensión de ambos.

Equilibrio y armonía

El Tao mantiene un equilibrio dinámico entre opuestos y la armonía surge del ritmo suave y sostenido. Cuanto mas nos acercamos a una polaridad, más fuerte seremos proyectados a su opuesto. 

En la medida que nuestra comprensión y conciencia se amplían, abarcando los dos extremos de cada polaridad, conseguimos mantener un equilibrio armónico que nos lleva a una comprensión superior.

Las terapias energéticas como el Reiki y la Técnica Metamórfica entre otras nos permiten alcanzar estados de relajación donde nuestra experiencia dual se mantiene en un sereno equilibrio. Actividades como el Taichi o el Yoga también fomentan estos estados.

Tanto la ciencia occidental como el misticismo oriental nos revelan una misma y única verdad. El Universo es un Todo íntimamente interconectado. Un flujo incesante de energía del que todos formamos parte, aunque ciencia y misticismo tengan dos maneras distintas de expresar ese conocimiento. 

Para profundizar en le tema te recomiendo el libro “El tao de la Física” del Doctor Fritjof Capra. Y si esta información te parece interesante compártela y suscríbete a este blog.

 

El equilibrio de la dualidad dentro de la perfección del círculo procede de una espiral ascendente de superación hacia un nuevo nivel de conciencia.                                                                                                             Matias de Stefano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.