Terapia Prenatal

La Terapia Prenatal fue renombrada por su descubridor con  el nombre de Técnica Metamórfica al darse cuenta como se desarrollaba en las personas la capacidad de transformación.

Desde la parte superior de la cabeza y a lo largo de toda la columna vertebral, está concentrada toda la información de la vida antes de la concepción, en la concepción, durante la vida intrauterina y en el momento del nacimiento.

También se almacena en todas nuestras células la información de cada instante de nuestra vida, lo que nos ha hecho sufrir y lo que nos ha hecho sentir felicidad.

Este descubrimiento le reveló a Robert Saint John la importancia de la vida intrauterina y del momento del nacimiento, en los cuales se forman los patrones de conducta que desarrollaremos en la vida fuera del útero materno. 

Durante este periodo de gestación se establecen todas nuestras estructuras físicas, mentales, emocionales y de comportamiento. Nuestra vida a partir del nacimiento se basa y es influida por este periodo prenatal.

Sobre esas estructuras es sobre las que trabaja la Técnica Metamórfica. 

El practicante entiende que la vida está haciendo el trabajo que el paciente necesita: una transformación. Los cambios se producen a través de nuestra facultad para curarnos a nosotros mismos y crear nuestro propio ser.

El potencial de cambio siempre está presente, a pesar de los obstáculos, para llevarnos a un estado superior, para llegar a ser y hacer, más de lo que somos y hacemos en este momento.

La Técnica Metamórfica te ofrece la posibilidad de vivir un embarazo más consciente. Date la oportunidad de probar una sesión.

“No hay peor locura que tratar de curar el cuerpo, sin curar el alma” Platón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *