Zoisita

La combinación extraordinaria del Rubí, junto con la fuerza del verde, y, en ocasiones las inclusiones de mineral negro, hacen que este mineral sea uno de los más indicados para sanar las posibles heridas de un corazón sensible y noble.
Su nombre se lo dio un apasionado estudioso del reino mineral llamado S. Zois. Pero antes de que se llamara Zoisita, en la Edad Media, ya era un conocido y codiciado remedio (llevándola cerca del cuerpo), para aliviar las afecciones respiratorias.

Las personas sensibles con heridas de corazón, no respiran bien. Cuando el amor duele, se suspira, no se respira, el oxígeno no llena los pulmones debido a la tristeza.

La Zoisita con inclusiones rojas es uno de los sanadores del chakra del corazón. Posee la propiedad de sanar las posibles heridas energéticas de desengaños y decepciones amorosas.

También desde tiempos antiguos los curanderos y curanderas naturales, recomendaban la Zoisita como un poderos amuleto protector de envidias y celos.

Por la combinación de su color verde y rojo (vibración del verde de la verdad y el rojo de vitalidad), se puede aplicar sobre cualquier chakra que esté falto de energía o, por el contrario, que se encuentre descompensado por exceso de energía.

En Oriente es muy valorada la Zoisita verde-roja, a la que se le atribuyen propiedades mágicas y protectoras por lo que se realizan auténticas obras de artes en tallas de sus deidades más representativa.

Información extraída del Libro Cristales de Sanación de Nina Llinares

Visita nuestra sección de Artesanía Energética

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *