Jaspe Rojo

Aunque se puede encontrar en varios colores, el más conocido es el rojizo de tonalidades marrones.

Sus propiedades están relacionadas con el equilibrio y desbloqueo de las cualidades del primer chakra, es decir, que ayuda a desbloquear y dinamizar la energía, el entusiasmo y la vitalidad.

El Jaspe de tonalidades rojas es un profundo reconstituyente energético.

En Egipto era considerada antiguamente como la piedra de Venus para las mujeres; se empleaba para los dolores de la menstruación, para la fertilidad, para facilitar el parto, para la pasión y para el vínculo eterno con el amado llevándolo como amuleto.

Fortalece el chakra del corazón al desbloquear la fuerza vital propia del primer chakra en su cualidad de dinamizador del organismo.

Los romanos solían hacer los sellos que llevaban como anillo en este mineral por considerarlo atractor de la buena suerte.

Se le otorgan poderes mágicos para atraer el amor, pero su verdad es mucho más sencilla: al ser un mineral de color y viveza tan intensos, favorece el entusiasmo, la alegría y la capacidad de celebrar la vida, lo cual fomenta la comunicación y las relaciones interpersonales.

El jaspe necesita estar periódicamente en contacto con la tierra cerca de plantas y/o árboles. Basta situarlo periódicamente durante unas horas sobre la tierra de una maceta o sobre arena de mar.

Información obtenida en el Libro Cristales de Sanación de Nina Llinares 

Visita nuestra sección de Artesanía Energética

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.