Kianita (Cianita o Distenia)

La Kianita aporta calma, serenidad y paz mental.

Se puede utilizar tanto para el chakra de la garganta como para el entrecejo.

Del griego “kyanos”, que quiere decir azul. Su color va desde el azul pálido al azul profundo.

Su otro nombre: Distena del griego “dys”, dos veces y “sthenos”, en relación a la diferencia de dureza que presenta en dos direcciones perpendiculares.

Las piezas de Kianita planas son especiales para situarlas en la nuca mientras permanecemos tumbados en estado de relajación, su vibración nos ayudará a disipar la tristeza que pueda haber en esta zona del cuello, parte posterior del chacra de la garganta, sobre todo la energía de impotencia que pueda haber quedado retenida en todas las ocasiones en las que no hemos expresado nuestros sentimientos de impotencia, tristeza o indefensión.

Las drusas de Kianita emiten una balsámica frecuencia al ambiente donde las situemos, ya sea en algún rincón especial del hogar o del trabajo, especialmente si somos terapeutas y atendemos pacientes.

Al igual que todos los minerales que presentan estrías, permite que la energía circule a una gran velocidad.

Es un mineral bastante extendido por todo el mundo: Brasil, EEUU, Italia, Suiza, África, Austria, Venezuela, España: los más bellos ejemplares a nivel mundial son los ejemplares “Cianitas Castellanas” de Somosierra y Guadarrama (España).

Información extraída del Libro Cristales de Sanación de Nina Llinares

Visita nuestra sección de Artesanía Energética

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.